Brian Clough: El iconoclasta

Por Raúl Vergara @RaulVB

 

Cuando hoy se habla de los invictos en el fútbol tal vez el primer equipo que se recuerda es el de los "Invencibles" del Arsenal que impuso una marca de 49 juegos invicto, ganando la English Premier League 2003-04 en el proceso. La Juventus de Italia también está invicta en la actualidad, sin que ningún equipo le haya vencido en 44 ocasiones en la Liga italiana.

 

Pero uno de los primeros equipos europeos en lograr marcas de invicto lo hizo cuando los campos de fútbol en Inglaterra no eran las superficies exuberantes y verdes que se ven hoy en día y que parecen alfombras. Esta era la Inglaterra donde la capacidad de un estadio se determinaba por cuántas personas podrían entrar al estadio, una Inglaterra en la que solo dos sustitutos eran nominados junto a los 11 hombres del equipo titular y uno de los dos suplentes era el portero reserva.

 

Entre el 26 de noviembre de 1977 y el 8 de diciembre 1978, el Nottingham Forest mantuvo una racha invicta de 42 juegos, ganando el título de Primera División 1976/77 en el proceso. El hombre que había llevado a este equipo en esta carrera fantástica pasará a la historia futbolística como uno de los más grandes y coloridos personajes que haya alguna vez participado del deporte rey. Su nombre era Brian Clough, un entrenador desconocido para las nuevas generaciones. A los 29 años de edad Clough se convirtió en el entrenador mas joven de la Liga de fútbol Inglaterra, cuando él tomó las riendas del Hartlepools FC en la cuarta división de Inglaterra. Fue acompañado por Peter Taylor, un ex portero que renunció a la posición de entrenador del Burton Albion para unirse a Clough como su asistente.

 

Después de un octavo lugar en su primera temporada en Hartlepool, Clough y Taylor dejaron el equipo en 1967. Atrás quedaban en el Hartlepools el portero Les Green y el jugador de 16-años de edad, John McGovern, ambos se unirían al dúo en otros clubes en sus futuras aventuras. Clough y Taylor luego pasaron seis años inolvidables en Derby County entre 1967-73, ganando el título de la Segunda División en 1968 después de establecer un récord de 22 partidos invicto y desafiando a rivales de la talla del Manchester United, Arsenal, Liverpool y Leeds en ruta a ganar el título de la Primera División de Inglaterra en 1972, el primer titulo para el Derby en sus 88 años de vida hasta entonces.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                 * Brian Clough y Peter Taylor 

                                                                    

El periodo que sigue a la era dorada de Clough y Taylor es una etapa de oscuridad. El dúo fue a Brighton and Hove Albion, donde finalmente fracasaron, antes de que Clough decidiera ir en soledad a trabajar como entrenador del Leeds United. La medida fue sorprendente por decir lo menos, debido al odio indisimulado que Brian Clough le tenía al legendario DT del Leeds Don Revie y la falta de disciplina mostrada por los jugadores de Leeds, que el propio Clough había criticado severamente en el pasado. Después de haber sido director técnico del Leeds United por tan solo 44 días, Brian Clough fue despedido del cargo.

 

El testimonio mas notable de esta etapa en su carrea como entrenador es la famosa entrevista hecha a Clough y Revie en la que ambos demuestran el odio mutuo que se tenían y sus visiones diametralmente opuestas sobre el fútbol, los jugadores profesionales y la vida en general. Pero el tiempo cura todas las heridas y el seis de enero de 1975, Clough fue nombrado entrenador del hasta entonces modesto Nottingham Forest Football Club, participando en la segunda división de Inglaterra. En el verano de 1976 se reuniría con Peter Taylor y a partir de ese momento el dúo se dedicó a cambiar la suerte del Club.

 

La temporada 1978-79 veria a Clough inscribiendo su nombre con letras doradas en los libros de la historia del futbol de Inglaterra, ya que ganó la Copa de la Liga y el trofeo más memorable, la Copa de Europa, superando en la final al Malmo de Suecia cortesía de un gol de Trevor Francis. Clough luego defendió con éxito la Copa de Europa con el Nottingham Forest cuando su equipo integrado por Peter Shilton, Tony Woodcock, Trevor Francis y John Robertson entre otros venció a los alemanes del Hamburgo por el mismo marcador en la final de 1980. 

 

A pesar de estas victorias los aficionados más veteranos del Nottingham recuerdan con especial afecto  la racha invicta de su equipo que comenzó un 26 de noviembre de 1977 y ha terminado el 8 de diciembre de 1978, un total de 42 juegos sin conocer la derrota. Su equipo ganó el título del campeonato de Inglaterra de 1977 en el proceso. Ese récord se mantuvo en pie hasta agosto del 2004, cuando el Arsenal pudo añadir su juego número 43 a su propia racha invicta al vencer curiosamente al equipo de la juventud de Brian Clough, el Middlesbrough, por un marcador final de 5-3.

 

Hoy puede decirse que el legado del controvertido Clough sigue vivo en su hijo, Nigel, quien jugó para su padre en el Nottingham Forest y fue designado entrenador del Derby - como su padre - en enero del 2009. Clough murió el 30 de septiembre de 2004 de cáncer de estómago. En enero de 2003, Clough había sido sometido a un trasplante de hígado tras 30 años de consumo excesivo de alcohol lo que le había dejado al borde de la muerte. Su funeral se celebró en Pride Park, la casa del Derby y a la ceremonia asistieron más de 14.000 aficionados. Sea como fuere Clough vivirá en la memoria de los aficionados del fútbol pues los entrenadores de su calibre son extremadamente escasos y por lo mismo vale la pena definirle en sus propias palabras:

 

‘Yo no diría que fui el mejor entrenador que ha existido. Pero seguro que estuve dentro del Top uno.'