Se cumplieron 35 años del fallecimiento de Dante Panzeri (14 de abril de 1978) en el 2013. Fue un periodista deportivo decano de la Argentina y modelo de no pocos profesionales en el mundo Hispano, nació en Las Varillas en 1923 y se inició en el periodismo en el diario La Voz de San Justo de la ciudad de San Francisco. Desde 1942 y por veinte años trabajó en la revista El Gráfico. En la década del cincuenta llegó a ocupar el puesto de director de la publicación pero presionado por el poder de la época debido a que introdujo la crítica sin hacer distinción, en agosto de 1962 renunció a la revista por una marcada diferencia con las autoridades de Editorial Atlántida. A continuación se incluyen notas que ilustran el pensamiento de Panzeri:

 

- Lo anunciado es lentitud aunque todos marquen 10 segundos en 100 metros.

 

- La opinión pública no es opinión. Es sentimiento. O costumbre. De eso se vale mucho el fútbol “moderno”.

 

- Vamos a ver qué hacen los otros, porque como nosotros no sabemos hacer nada, lo mejor que podemos hacer es que los otros no hagan lo suyo.

 

- El director técnico no es ni director ni técnico. Es seleccionador.

 

- Antes del primer silbato y después del último silbato del juez, en el fútbol la diferencia entre el que más sabe y el que no sabe nada… es el pedacito de carne que el carnicero tira en la balanza para dar el peso: un gramo. Las diferencias aparecen entre aquellos dos silbatos.

 

- Ni todas cortas ni todas largas. Todas cortas es fulbito. Todas largas es rugby.

 

- Si estás picando y tenés apuro… frená y llegarás más pronto.

 

- El orgullo pesa más que las convicciones y el negocio mucho más que la conciencia… si se trata de sostener una mentira.

 

- Con jugadores ricos y clubes pobres no puede haber fútbol por muchos años. Si el camino no se invierte los huevos de oro se quedarán sin gallinas que los incuben.

 

- Arrancando despacio se puede llegar ligero. Arrancando ligero… se suele llegar tartamudeando.

 

- El juego largo se hace… con tres cortas. Después la larga.

 

- Los planificadores de la espontaneidad en el fútbol podrían alcanzar esa utopía de una sola manera: sabiendo cuál será la espontaneidad del adversario.

 

- El fútbol fue un juego que resultaba buen negocio. Hoy es el negocio de un mal juego.

 

- Del fútbol queda la emoción del gol. ¡Pero qué pocas emociones!

 

- La emoción del juego se la robaron los industriales del no juego.

 

- Sudando no se llega a hacer algo bien hecho. Lo bien hecho se hace por talento acompañado de sudor.

 

- El talento no puede vivir sin el sudor. El sudor no puede vivir sin el talento. Pero el talento puede fabricar sudor y en cambio el sudor no produce talento.

 

- La única manera práctica de jugar al fútbol… es jugar bien.

 

- Para la mente, hielo; para el pecho, calor; para los pies, tibieza. Esas son las tres temperaturas ideales del futbolista.

© Copyright 2017. WINFLAG11.