Fernando Redondo (nos pudimos haber divertido tanto)

 

Por Raúl Vergara @RaulVB

 

Se dice que Fernando Redondo fue uno de los tres o cuatro jugadores con más talento natural puro que han pasado por la Liga española, uno de esos jugadores finos y de estampa clásica que aparecen muy de cuando en cuando. Durante años se ha intentado definir el rol de Redondo y sus aportaciones como jugador profesional pero lo que queda claro es que, de haber tenido algo más de suerte con las lesiones, hubiera sido uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos.

 

Formado en las inferiores de Argentinos Juniors, a la sombra de una escuela de talentosos como Diego Maradona y Claudio Borghi, tal vez Redondo deste temprano buscaba emularles para honrar su recuerdo. Se debate si fue el mejor '5' argentino de la historia, aunque en verdad clasificarle es limitarle en la memoria. Vale tener en mente sus actuaciones con aquel mágico Tenerife de Valdano que priva al Real Madrid de la Liga en dos ocasiones y por ser uno de los más grandes jugadores del Real Madrid posteriormente.

 

Pero si de partidos para no olvidar se trata hay que apuntar ese del mismo Madrid en cuartos de final de la Liga de Campeones temporada 1999-2000, jugado en Old Trafford ante el Manchester United, el que el los merengues ganan por 3-2. Redondo protagonizó una de las mejores jugadas del torneo, haciéndose un autopase de tacón pasando la pelota bajo las piernas del defensa noruego Henning Berg para en seguida dar un pase gol a Raúl, que convirtió el tercer gol del Madrid.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sir Alex Ferguson luego ha comentado en voz alta: “¿Qué tiene ese jugador en las botas? ¿Imanes?”.

 

Redondo, siempre rebelde, renunció a una llamada de Carlos Salvador Bilardo para jugar en la selección de Argentina ya que era un declarado Menottista y luego de ser llamado por Marcelo Bielsa y ser figura indiscutible y primordial en dos lances ante Brasil renuncia de nuevo para concentrarse en sus obligaciones a nivel club. Ello se debe a que Redondo sufrió una gravísima lesión en un partido de Liga en Oviedo, después de una dura entrada de Slavisa Jokanovic, que fue demonizado por la prensa deportiva como resultado de su falta. Luego de jugar por el Real Madrid es fichado por el AC Milan de Italia pero las lesiones le cortan la carrera y en cuatro años en el Milan (los últimos pasos de su trayectoria), sólo juega un total 16 partidos.

 

La clase de Fernando Redondo le lleva a querer devolver parte de su salario, su casa y su coche al club rossonero, “pues apenas había jugado por ellos.” Redondo se retiró del fútbol activo en el 2004, en las filas del Milan. Luego ya como civil pudo dedicarse a satisfacer sus amplias curiosidades intelectuales centradas en el cine, la lectura y la historia. 

© Copyright 2017. WINFLAG11.