* Borussia Dortmund vs Schalke 04

 

Las tácticas de Jürgen Klopp en el Borussia Dortmund

 

Un par de décadas atrás Borussia Dortmund se convirtió en un nombre muy conocido en Alemania y el continente europeo por igual. En 1993 llegó a la final de la Copa de la UEFA. Sin embargo, sus esperanzas al título se esfumaron cuando fue derrotado severamente por la Juventus, que ganó la eliminatoria por un asombroso marcador global de 6-1. Dortmund sobrellevó la derrota con calma y ganó el título de la Bundesliga en temporadas consecutivas (1994-95, 1995-96). El éxito del Dortmund siguió durante la temporada de 1996-97 cuando Dortmund clasificó para la final de la Champions League por primera vez.  Fue la Juventus de nuevo el adversario que se interponía entre la gloria y el equipo alemán. El Dortmund desafió todos los pronósticos e hizo más dulce la venganza al vencer a la Juventus por 3-1 en la final para ganar su primer trofeo europeo. El Dortmund entonces se encaminó a derrotar al club brasileño Cruzeiro por 2-0 en la final de la Copa Intercontinental en 1997.

 

Desde su último éxito en la Bundesliga en 2001-02, sus fortunas han estado en el sótano. La mala gestión financiera llevó al club a sufrir una pesada carga de deuda y a la dolorosa venta de su terreno donde se ubica el Westfalenstadion. El no lograr clasificarse para la fase de grupos de la Liga de Campeones no hizo más que aumentar su miseria. En 2005, el club casi llegó a la quiebra cuando el precios de sus acciones se desplomaron 80% en la Bolsa de Frankfurt. Los jugadores tuvieron que soportar el peso de la deuda y la crisis mediante la adopción de un sistema de pago que les recortaba el salario en un 20%. Pero las cosas cambiaron un poco para mejor cuando el estadio fue rebautizado después de firmar un contrato con una compañía de seguros a Signal Iduna Park y con la venta de Rosicky y Odonkor.

 

En un período en que su permanencia en la máxima categoría de Alemania parecía casi inalcanzable, el nombramiento de Jürgen Klopp como nuevo entrenador del club cambió las cosas. Jürgen Klopp, un maestro de la táctica, se unió al Dortmund en 2008 tras un período de ocho años de gestión en el Mainz. Durante su estancia en Mainz, Klopp les ayudó a ganar su primera aparición en la Bundesliga, así como la calificación a la Copa UEFA en 2005-06. En su primera temporada, Klopp trajo ya algo de gloria a Dortmund, cuando derrotó al Bayern Munich en la final de la Supercopa alemana. Dortmund terminó sexto en la primera temporada y debut de Klopp. En la temporada siguiente su joven equipo terminó quinto en la liga, ganando su primera clasificación a torneos europeos en años.

 

Volviendo al pasado reciente la influencia de Klopp se entiende en algunos sectores como la de un entrenador relativamente joven que tras décadas en la que tener una clara identidad futbolística fue visto como una necesidad, con un enfoque que alude a un futuro post-ideológico cuando sólo habrá que concentrarse en cuestiones micro-tácticas. Es decir, los grandes planes de juego pueden resultar ser menos decisivos que la capacidad de encontrar las mejores soluciones posibles en cada situación dentro de un partido.

 

Tácticas y estrategias sin embargo ayudan a hacer frente a situaciones complejas. La mayoría de los equipos se construyen en torno a una estrategia que el director técnico quiere que sus jugadores sigan. El Bayern por ejemplo intenta dominar la posesión del balón a fin de controlar la mayor parte del juego. El Barcelona por cierto hace lo mismo, si el equipo adversario no tiene la pelota las posibilidades de que pueda ejecutar un ataque consistente son escasas. Aquí es donde Klopp ha mostrado ser un visionario con su concepto de fútbol que depende y mucho del aspecto mental del juego. 

En lugar de limitarse a un solo plan, el enfoque es ajustar la formación de sus líneas con las exigencias del juego y los movimientos del equipo contrario. Por supuesto, el esqueleto táctico básico se mantiene igual a grandes rasgos, pero los jugadores podrán intercambiar posiciones de acuerdo a la situación (4-2-3-1 atacando, 4-2-3-1 en profundidad y 4-2-3-1 asimétrico). Un plan de juego primario en el que se espera que los protagonistas tomen decisiones, sean creativos en su propio estilo y hagan ajustes de acuerdo con la situación, para apoyarse mutuamente y para co-crear y permanecer sincronizados en tareas ofensivas y defensivas.

 

Puede decirse que el concepto y esquema de fútbol de Klopp ha sido heredado de la legendaria visión de Volker Finke cuando éste era el entrenador de Friburgo. Los fundamentos de la denominada cinética vital es decir ejercicios de coordinación y movimiento, fueron también parte de la agenda Klopp. En sus palabras el entrenador alemán piensa que aunque ‘no parece que tenga nada que ver con el fútbol, la cinética vital enseña la relación entre la conciencia y secuencias de movimiento, entre el cerebro y el cuerpo.’ Ese es el ideario del Borussia Dortmund de Klopp, un equipo que se caracteriza normalmente por la velocidad de movimientos y la fluidez en su juego que le han llevado a tener una destacada participación en la Champions League durante la presente temporada.


Por: Raúl Vergara @RaulVB