Tropas Alemanas 3-2 Tropas Aliadas

(Wulverghem, Bélgica - 24 de Diciembre, 1914)

 

La realidad indica que no hay antecedentes concretos de un match o varios partidos de fútbol jugados entre tropas inglesas, francesas y alemanas durante la Navidad de 1914 en la Primera Guerra Mundial.

 

Muchas cartas escritas por soldados en el momento se refieren a soldados jugando al fútbol durante la tregua, pero la mayoría no explican si el escritor realmente presenció el partido o simplemente repite un rumor. Otras cartas no dejan claro si el partido fue jugado sólo entre los soldados aliados o si los alemanes se unieron.

 

Por ejemplo el periódico Bolton Chronicle del 2 de enero de 1915 señala: ‘Una carta muy interesante ha sido enviada por el Sr. J.A. Farrell, un empleado de la oficina de correos de Bolton. La carta fue enviada a la oficina de correos y dice lo siguiente: '... Por la tarde hubo un partido de fútbol jugado más allá de las trincheras, justo en plena vista del enemigo... "

 

¿Significa ello que Farrell habla de un partido que se jugó sólo entre los soldados aliados o los alemanes también participaron? Otras cartas dicen que las tropas adversarias querían organizar un partido de fútbol pero fracasaron por falta de un balón o debido a la intervención de sus superiores.

 

Por ejemplo el Rugby Advertiser del 16 de enero 1915 señala: ‘Walter Cooke, hijo del Sr. H. Cooke, de la Iglesia Lawford ha escrito a su casa para agradecer a sus amigos por el budín de ciruelas y otros regalos que le enviaron para Navidad. El soldado Cooke explica que ‘Ellos (los alemanes) querían jugar al fútbol en un terreno ubicado entre las trincheras y cumplieron su palabra, no se disparó un tiro entre el día de Navidad y el Boxing Day.’ (26 de Diciembre)

 

La carta usualmente citada como evidencia para comprobar la disputa de un partido de este tipo (y un marcador de 3-2 para los alemanes) proviene de The Times del 1 de enero de 1915 en el que un escritor anónimo cuenta que ‘El... (censurado) del Regimiento jugó un partido de fútbol con los sajones quienes los derrotaron por 3-2.’  

 

Sin embargo en 1983 un ex miembro del sexto Regimiento Territorial Cheshires, Ernie Williams, afirmó en una entrevista con la televisión del Reino Unido que él había participado en el famoso partido:

 

‘La pelota apareció de alguna parte, no sé de dónde, pero vino de sus trincheras. Hicimos algunos arcos y un compañero se puso en la portería y entonces jugamos un picado gigante.’

 

Williams estaba estacionado en Wulverghem (justo al norte de Ploegsteert, Bélgica) donde la llamada tierra de nadie no estaba al alcance del fuego de artillería ya que los cañones estaban en otra parte. Sus declaraciones se apoyan en el relato contemporáneo de un compañero miembro del sexto Cheshires, el sargento mayor Frank Naden quien fue entrevistado por El Evening Mail de Newcastle apenas unos días después de la tregua, mientras estaba en Stockport con permiso. Naden le dijo al periódico lo siguiente:

 

‘El día de Navidad uno de los alemanes salió de las trincheras y levantó las manos. Nuestros compañeros de inmediato salieron de nuestras trincheras y se reunieron en el centro del terreno y durante el resto del día confraternizamos intercambiando comida, cigarrillos y souvenirs. Los alemanes nos dieron algunas de sus raciones, los escoceses comenzaron a tocar las gaitas y tuvimos una celebración que incluyó el fútbol en el que los alemanes tomaron parte.’

 

Así que la evidencia a favor de la existencia de este partido legendario sugiere al menos que uno de los encuentros se llevó a cabo en Wulverghem sin que nadie se haya preocupado de mantener el score.

 

Por: Raúl Vergara @RaulVB

 

© Copyright 2017. WINFLAG11.