El penal de dos toques: el legado de Rik Coppens

 

Rik Coppens es un ex futbolista belga que nació el 29 de abril 1930 en la ciudad de Amberes. Inició su carrera como futbolista en el club Beerschot VAC, equipo en el cual alcanzó gran popularidad desde su aparición con tan sólo dieciséis años de edad. Dentro sus características se encuentran su capacidad goleadora. Prueba de ello son las dos veces en que se convirtió en máximo goleador de la primera división de fútbol de Bélgica. En la temporada 1952-1953 anotó 33 goles, mientras que en la temporada siguiente, 1954-1955, consiguió 36 dianas. 

 

Además, jugó un total de 389 partidos de liga y marcó 258 goles. También participó 47 veces para la selección de su país  donde hizo 21 goles. Ganador de la Bota de Oro al ser considerado como el mejor jugador en 1954.

 

Sin embargo, la particularidad de Coppens, más allá de conseguir anotar bastantes goles, era su manera de jugar al fútbol: espectáculo dentro de la cancha. Hizo goles de distintas maneras, con la cabeza, de taco, e incluso, se dice que consiguió anotar con la nariz. Pero la acción por la que más se le recuerda fue por la manera distinta de ejecutar un penal.

 

Durante un encuentro para clasificar a la Copa Mundial de Suecia 1958, su selección, Bélgica, enfrentaba a Islandia. En aquel partido, Coppens se puso delante del balón para efectuar un lanzamiento desde los doce pasos. Para sorpresa de todos, el artillero en vez de definir él la jugada, decidió dar un pase al lado para que su compañero, André Piters, le devolviera el balón, descolocando así al portero Bjorgvin Hermannson. El invento terminó al fondo de las redes, provocando el asombro y fascinación de todos los presentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Dentro de la cancha era muy extrovertido. Le encantaba hacer cosas que dejaban boquiabierta a la gente, y todo el estadio se quedó boquiabierto aquel día. Menos mal que marcó, ¿se imaginan lo que habría dicho la gente si hubiese fallado algo así?”, fueron las palabras de su compañero de equipo, Theo van Rooy, refiriéndose a lo ocurrido aquel día.

 

Tiempo más tarde, el 5 de diciembre de 1982, el Ajax se enfrentaba al Helmond Sport. En aquella ocasión, Johan Cruyff efectuó el mismo lanzamiento que Coppens. “De Magere” se paró frente al esférico y con un suave toque le cedió el balón a su compañero de equipo Jesper Olsen, quien se lo devolvió para que Cruyff anotara.

 

Durante el 2005, en un partido de la Premier League, el Arsenal se enfrentabaManchester City. Robert Pires y Thierry Henry quisieron emular la jugada de Coppens, sin embargo, y para el desconsuelo de ellos, malograron la acción, lo que les impidió conseguir el 2-0 para su equipo.

 

La más reciente anotación desde la pena máxima al estilo de Rik Coppens se vio durante un partido amistoso entre los amigos de Messi y el Resto del Mundo. Nuevamente, Henry involucrado en la jugada pero esta vez con Florent Malouda. Para el consuelo de “El Mimo” el penal a dos toques terminó en gol.

 

 

Por: Nico Apraiz @NicoApraiz 
 

 

© Copyright 2017. WINFLAG11.