* Esquemas de Volver Finke durante su interinato en el FC Köln

 

Volker Finke y sus ‘Breisgau-Brasilianer’

 

Antes de Joachim Löw y Jürgen Klopp existió Volker Finke. Cuando herr  Finke, hasta entonces un profesor de Ciencias Sociales y Deportes a nivel secundario se hizo cargo del SC Freiburg en 1991 (los brasileños de Breisgau), el equipo nunca había terminado más alto que el quinto lugar en la segunda división de la Bundesliga y parecía haber graves problemas en el futuro del club. Las dos siguientes temporadas de la competencia presentaban gigantescos desafíos pues a raíz de la reunificación alemana la segunda división iba a absorber una gran cantidad de clubes del Este alemán y luego la liga iba a ser reducida a  su tamaño original.

 

La revista Kicker reportando sobre el Freiburg y su futuro proclamaba que ‘no se puede evitar tener un cierto miedo al futuro en el SC Freiburg, después de haber perdido no menos de ocho jugadores, el equipo tiene que ser reconstruido desde cero.’ Pero los jugadores desconocidos que Finke pudo encontrar en clubes como Weinheim, Reutlingen o Havelse, su ex equipo, lo hicieron bien en esa temporada de transición e incluso flirtearon con la idea de promoción en 1992. Una temporada más tarde, la revista Kicker era menos escéptica sobre las posibilidades del equipo en la segunda división de la Bundesliga, pero planteaba una pregunta que a menudo se oiría con insistencia en el futuro del equipo de Finke, ‘pueden competir contra casi cualquier otro elenco en la liga, pero Finke se preguntará si dispone de los jugadores aptos para con el difícil reto físico planteado por una larga temporada.

 

La respuesta fue sólida y contundente y los jugadores de Finke, entre ellos los nuevos fichajes de equipos menores como Donaueschingen, Ingolstadt y, de nuevo, el Havelse dieron una respuesta impresionante. Subieron al primer lugar de la tabla de posiciones en el séptimo día de la temporada y mantuvieron esa posición durante el resto de la campaña de 46 partidos para llegar a la Bundesliga por primera vez en la historia del club. Más elocuente que la tabla final de la temporada 1992-93, sin embargo, fueron los detalles de la campaña. Cuatro jugadores del SC Freiburg integraron el equipo ideal de la temporada en la lista de Kicker y tres de ellos eran centrocampistas. El delantero de mayor éxito del conjunto, un albanés con el nombre de Altin Rraklli, anotó sólo 16 goles (en 46 partidos disputados) y terminó en un lejano 10º puesto en la lista de máximos goleadores de la liga. El centro-delantero nominal de Freiburg, Uwe Spies, encontró la red sólo once veces.

 

Pero vale la pena aclarar que ello no significaba que el SC Freiburg jugara de manera defensiva sino exactamente todo lo contrario. El equipo anotó 102 goles, un asombroso total de 20 más que el segundo mejor ataque de la categoría. Se trataba simplemente de que en el fútbol de Finke, todos contribuían en defensa y en ataque. 'Uwe Spies no mide su éxito en sus marcas goleadoras personales’ alguna vez dijo Finke, ‘él quiere ayudar a crear ocasiones para sus compañeros. De hecho en la temporada 1992-1993, Spies dio más asistencias de gol que cualquier otro jugador del Freiburg siendo el delantero centro.

 

Finke se mantuvo con el SC Freiburgo desde 1991 hasta el 2007, siendo en su momento el entrenador más longevo en Alemania y se dice que Löw y Klopp se inspiraron en sus ideas de juego las que plasman hoy con éxito a nivel internacional, vale decir el jugar a ras de piso, combinar con precisión y jugar siempre al ataque. El viejo maestro por ahora no trabaja profesionalmente pero la Federación Camerunesa de fútbol le va a entrevistar para ofrecerle una posición en el futbol de ese país y los amantes del buen juego seguramente esperan que Finke pronto vuelva a brindar sus talentos.

 

 

* Por: Raúl Vergara @RaulVB